Mi carrito

Cerrar

TICUCHI

Simulando tal vez el interior de una cueva o un cenote, la última invención del distinguido Enrique Olvera recrea un misterioso y ceremonial ambiente para el cual fabricamos una personalizada barra de concreto. La pieza producida en varios módulos, combinando superficies aparentes y frentes estriados en color negro, puede percibirse como el motivo central de uno de los templos culinarios más singulares de la actual Ciudad de México.

PROYECTO

JSa

FOTÓGRAFO

Rafael Gamo

MATERIAL

Concreto reforzado con fibra de vidrio

ACABADO

Aparente / Estriado

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_join

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_text